viernes, 14 de noviembre de 2008

Árabes, judíos y la primera tormenta política para Obama

“Perdón por ser, la paz siempre ofende” (Abel Desestress)

Rahm Emanuel, designado por el presidente electo Barack Obama como su jefe de gabinete, pidió hoy disculpas a un influyente grupo árabe-estadounidense por los comentarios sobre los árabes realizados por su padre.
Nacido en Chicago en 1959, Emanuel es hijo de un sionista israelí de origen ruso y sirvió como voluntario civil en el Ejército de Israel durante la primera Guerra del Golfo en 1991.
Su padre Benjamin Emanuel, discutió recientemente el impacto del cargo de su hijo en las relaciones entre Estados Unidos e Israel.
“Obviamente, ejercerá influencia sobre el presidente para que sea pro-Israel. ¿Por qué no habría de hacerlo? ¿Acaso es árabe? No se va a dedicar a limpiar el suelo de la Casa Blanca”, dijo el padre de Emanuel al diario israelí Ma’ariv, según información de la que se hace eco hoy el diario The New York Times.
El Comité Árabe-Estadounidense contra la Discriminación envió una carta de protesta a Emanuel con copia a Obama en la que le pide que reniegue públicamente de esos comentarios.
Emanuel, en la actualidad jefe del grupo parlamentario demócrata en la Cámara de Representantes, solicitó hoy disculpas públicamente, según informó una portavoz.
“El legislador Emanuel llamó hoy a Mary Rose Oakar, presidenta del Comité Árabe-Estadounidense contra la Discriminación, para pedir disculpas en nombre de su familia y ofrecer reunirse con representantes de la comunidad árabe estadounidense en un momento adecuado en el futuro”, dijo Nick Papas, portavoz del congresista.
El nombramiento de Emanuel ha recibido una fría acogida en el mundo árabe.
“Para los millones de árabes que expresaron júbilo ante la monumental victoria de Obama, el nombramiento (de Emanuel) ha aguado una corta fiesta“, escribió el miércoles el comentarista Osama al-Sharif en el periódico Arab News.
Similares puntos de vista expresaron en los últimos días otras publicaciones del mundo árabe, como el diario marroquí al Massa.
En Irán, la publicación en lengua inglesa Kayhan International describió al congresista judío de Illinois como “un sionista con vínculos familiares profundos con Israel“.