sábado, 14 de junio de 2008

"Enriqueceremos uranio"

“Es tan fugaz la vida y tan imperceptible su movimiento, que la muerte pareciera ser siempre lo más importante” (Abel Desestress)

Las autoridades iraníes advirtieron que rechazarán cualquier acuerdo con la comunidad internacional que les obligue a poner fin a su programa de enriquecimiento de uranio.

Este sábado el Alto Representante de la Unión Europea (UE) para Política Exterior y de Seguridad, Javier Solana, presentó una nueva oferta al gobierno iraní que contempla beneficios comerciales para el país a cambio de que ponga fin a su programa nuclear.


En caso de que Teherán rechace la oferta, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania han amenazado con nuevas sanciones.


Un portavoz del gobierno iraní señaló que estudiarán el proyecto de acuerdo presentado por Solana, pero que descartarían cualquier propuesta que exija la suspensión del enriquecimiento de uranio.

Los países occidentales temen que el uranio enriquecido pueda ser usado para fabricar armas nucleares.

"Oferta generosa"


Bush dijo sentirse decepcionado porque los líderes iraníes rechazaron "una oferta generosa".

Este sábado, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, dijo desde París que se siente decepcionado porque los líderes iraníes han rechazado "una oferta generosa".

"Tienen un gobierno que los ha aislado, que ha creado las condiciones para que no puedan vivir una vida plena y con esperanza. Y ello se debe a que su gobierno ha desafiado las demandas -las justas demandas- del mundo libre", fue el mensaje que le envió Bush a los iraníes en rueda de prensa conjunta con el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy.

Por su parte, Sarkozy sentenció como "inaceptable" que Irán obtenga armas nucleares.

La oferta presentada por el representante de la UE contempla ayuda para desarrollar un programa nuclear con fines pacíficos y la suspensión de las sanciones de la ONU.

La asistencia incluiría la transferencia de tecnología, la garantía de combustible para energía nuclear, además de otros beneficios comerciales y políticos.

EE.UU. y la UE amenazan a Irán

Última oportunidad

Irán ha repetido en varias ocasiones que no tiene intención de fabricar armas nucleares.

Según el corresponsal de la BBC, Jon Leyne, las conversaciones de este fin de semana pueden representar la última oportunidad en un futuro próximo para lograr una solución negociada a la crisis nuclear iraní.

El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, ha repetido en numerosas ocasiones que su país no suspenderá su programa nuclear, ya que éste tiene fines pacíficos.


Según el corresponsal de la BBC, Paul Reynolds, un funcionario británico predijo que, de no alcanzarse un acuerdo, las sanciones contra Irán se aplicarán "a finales de julio".

Algunos analistas creen que se trata de medidas contra las operaciones de bancos iraníes en la Unión Europea.

Solana viajó a Teherán para presentar una oferta acordada en mayo pasado por Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania.


Las advertencias sobre un incremento en las sanciones probablemente no impresionarán a los iraníes, quienes ya han ignorado tres rondas de sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.