lunes, 28 de enero de 2008

CHAVEZ YA LO SABE. Se acabo su popularidad, y ahora amenaza, a toda Venezuela.



ME TENGO QUE QUEDAR, YO SOY LA PAZ, PAZ, paz, paz, paz
"Si a Hugo Chávez le toca entregar el gobierno en 2013, no lo hará a un contrarevolucionario, porque si no vendría la guerra. Le digo a los venezolanos que están confundidos o molestos, que vean más allá, somos el proyecto de la paz".
Chávez reiteró la posibilidad de convocar a un referendo revocatorio de su mandato en el 2010, pero con dos preguntas para que el pueblo decida si desea que siga en el poder y se pueda reelegir en forma indefinida, mediante una enmienda constitucional.

El presidente Hugo Chávez, llamó a sus partidarios a reforzar la unión en torno al proceso revolucionario y afirmó que de perder el oficialismo en las próximas elecciones regionales o presidenciales, en Venezuela habría guerra.

"Detrás de ellos (la oposición) está el imperio de los Estados Unidos. Nosotros en las próximas semanas vamos a crear el Polo Patriótico (de partidos oficilistas)", destacó el jefe de Estado tras criticar una alianza de unidad firmada por la oposición la semana pasada.

Chávez dijo a sus partidarios que si la oposición gana las principales gobernaciones y alcaldías del país en las elecciones regionales de noviembre, habrá una guerra en el país.
"Si a Hugo Chávez le toca entregar el gobierno en 2013, no lo hará a un contrarevolucionario, porque si no vendría la guerra. Le digo a los venezolanos que están confundidos o molestos, que vean más allá, somos el proyecto de la paz".

En su programa dominical "Aló presidente", al que asistió el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, Chávez reiteró que "ellos vienen con todo para tratar de ganar", en los primeros comicios tras su derrota en el referendo de diciembre.

"Si ellos logran las alcaldías más importantes del país ustedes anótenlo que el 2009 sería año de guerra. El imperialismo lo que quiere es desbancar la revolución", advirtió el mandatario.

Recordó que al perder el referendo que propuso para reformar la Constitución, que entre otras cosas planteaba la reelección presidencial ilimitada, él tendrá que entregar el poder en 2013.

"Tratamos de hacerlo con la reforma Constitucional, pero si no se aprobara esta nueva propuesta yo me iría en 2013", precisó Chávez.

Pero advirtió que si en las elecciones de 2012 llegara a ganar un candidato "contrarrevolucionario" habrá una guerra, mientras que si gana el candidato oficialista sería una garantía de la paz.