martes, 8 de abril de 2008

Chávez quiere 60 por ciento de Cemex


La politica no sabe de honor, pero maneja muy bien el acomodo. (Abel Desestress)

Tal como una moneda al aire, las dos caras de Chavez, se manifiestan una vez mas, y quiere que el estado sea socio, ahora de algunas cementaras que en princio amenazo con nacionalizar.
la tajada es controlar, ganar y asegurar un futuro, cuando el poder de sus manos se haya esfumado.
El asco personificado, solo que esta vez publicitado. pero en general los politicos. obran de esta forma en cualquier parte del planeta.

La noticia dice:
El gobierno de Hugo Chávez matizó su programa de nacionalización de la industria cementera venezolana al explicar que la decisión de controlar las empresas del sector se dará mediante de un esquema que establece dejar al Estado una participación de al menos 60 por ciento de las compañías, para tener el control operativo y administrativo.

Horas antes de esta confirmación, distintos cables internacionales informaron que Cemex podría librarse de los planes de nacionalización en Venezuela, porque sus activos siempre han estado en manos privadas.

El presidente venezolano Hugo Chávez, quien la semana pasada anunció un plan para tomar el control de la industria cementera, había manifestado que el proyecto sólo afectaría a compañías privatizadas por gobiernos previos.

El domingo, el presidente Chávez aclaró que los propietarios de pequeñas empresas del cemento deben tener la seguridad que no serán afectados por la nacionalización, salvo las grandes que fueron privatizadas en la década de los noventa.

Sin embargo, el ministro del poder popular de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, comunicó ayer a los representantes de la industria cementera que se podrían considerar otras opciones durante un período de negociación según revela un comunicado de Cemex enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Cifras de la Bolsa de Valores de Caracas y de la propia Cemex indican que el valor total de mercado de la cementera se ubica en aproximadamente 574 millones de dólares, por lo que 60 por ciento de las acciones significarían un desembolso por parte del gobierno venezolano de 344 millones de dólares.

De acuerdo con la información de Cemex, la intención del gobierno venezolano es llevar a cabo negociaciones con cada una de las empresas cementeras.

Para ello se formarán equipos de trabajo con cada compañía a fin de iniciar las conversaciones con el gobierno venezolano.

“Cemex manifiesta su disposición al diálogo con las autoridades para encontrar una solución mutuamente aceptable”, reveló la empresa en un documento informativo. La cementera mexicana advirtió que durante el periodo de negociación continuará normalmente con sus operaciones, además de que confía en que cuenta con el apoyo de las autoridades para garantizar la seguridad de su personal y la integridad de sus instalaciones.

“Cemex reitera que siempre ha actuado con total apego a las leyes y regulaciones de Venezuela, y ha demostrado ampliamente su compromiso con sus trabajadores y con el desarrollo del país a través de numerosas acciones en favor de las comunidades venezolanas”, dijo.

Las acciones de la cementera mexicana cerraron la jornada del lunes con un incremento de 3.7 por ciento en el valor de su cotización tras la noticia.

Cemex ingresó al mercado venezolano en 1994 con la compra de Vencemos, que nunca fue propiedad del Estado.