viernes, 4 de abril de 2008

Dalai Lama pide a China que la llama olímpica no pase por Tíbet


Cuando los hombres se sienten perdidos, aflora su verdadera identidad. (Abel Desestress)

"Esta idea de hacer pasar la antorcha por Tíbet, realmente creo que debería ser suprimida porque sería un acto deliberadamente provocador e insultante", afirmó.

N.R: Siempre he apoyado al Dalai Lama, no por una religión definida, si no, por la esencia de una vida, dedicada a propalar espiritualidad, mas sin embargo ésta petición que hace a China, en referencia a suspender el paso por el Tibet de la flama olímpica.
(Aun que el pedido lo efectúa un emisario de el, sin duda esta declaración ha de tener su aprobación.)
Pone de manifiesto otra cara, desconocida para mi del Dalai, no tiene caso entrar en detalles, de cual es el rostro que ahora refleja en mi persona este hombre. Pero si la gran equivocación de su petitorio.
Justamente es al revés, debería pedir que la flama se quede en el Tibet varios días, porque así lograría llamar la atención mundial, al problema que hace décadas enfrentan,
Publicidad, promoción, información, como quieran llamarle, es lo que necesita el Tibet, para lograr, no su independencia, porque los chinos jamás se la darán, pero si para mantener su patrimonio de libertad espiritual y opinión social en la convivencia con un gigante tan poderoso y cruel, como es China.
Error del Dalai, y con esas manifestaciones. India que hoy lo acoge, como huésped, pronto le dará la espalda. Porque la política es así, no sabe de honor pero si de acomodos, y con China, pocos muy pocos se ponen a las patadas. Por ello mi reconocimiento al presidente de Francia, por su postura y decision de jalarle, no las orejas pero si por lo menos un pelo, al gran gorila comunista.
Atte. Abel Desestress.