martes, 15 de abril de 2008

Régimen de tortura de la administración Bush


El poder es la locura del ser. (Abel Desestress)

Los crímenes de guerra de John Yoo
Una vez más, la ACLU (Unión Americana de Derechos Civiles) ha desempeñado la función que deben realizar el Congreso y los medios. Como resultado de una demanda al FOIA (Acta de Libertad de Información), que presentó y persiguió la ACLU por varios años, el 1 de abril fueron liberados numerosos documentos relacionados con el régimen de tortura de la administración Bush que fueron mantenidos en secreto sin fundamento. Éstos incluyen un memorando de 81 páginas enviado en 2003 por el entonces viceprocurador general John Yoo (actualmente profesor de leyes en Berkeley) que afirmaba que los poderes de guerra del presidente le permiten ignorar múltiples leyes que penalizan el uso de la tortura.

El hecho de que John Yoo es profesor de leyes en Berkeley y sea tratado como un experto respetable y serio por nuestras instituciones refleja la destrucción completa, en los últimos ocho años, de cualquiera que fuese la autoridad moral que tenía Estados Unidos. Comportándonos según los estereotipos de las tiranías, ahora somos un país que literalmente exenta del gobierno de la ley a sus funcionarios más altos, y hemos decidido que no debería haber consecuencias cuando cometen felonías serias.

Si escribir memorandos autorizando la tortura no lo convierte en un criminal de guerra en EU, entonces ¿qué hace falta para serlo?

Esto es lo que es y lo que hizo John Yoo: “Depende de por qué piensa el presidente que tiene que hacer eso”. Yoo no era sólo un profesor de leyes teorizando sobre la legalización de la tortura. Era un funcionario del gobierno que, en concierto con otros colegas, se dedicó a habilitar un régimen de tortura brutal y sistemático, y lo logró. Si este nivel de criminalidad depravada no es suficiente para removerlo del reino de la respetabilidad y la seriedad —si no resulta en un proceso por crímenes de guerra—, entonces no hay nada que lo sea.

2.- Mientras que los memos de tortura de Yoo fueron finalmente rescindidos por funcionarios del Departamento de Justicia posteriores, las teorías subyacentes de poder ejecutivo omnipotente siguen en su mayoría vigentes. La administración sigue adoptando precisamente las mismas para afirmar que tiene el poder de violar un grupo completo de leyes y detener incluso a ciudadanos estadunidenses, detenidos en territorio de EU, como “combatientes enemigos”.

Impunidad para cometer crímenes

3.- Este incidente es una prueba más de lo rancia y corrupta que es la premisa de que siempre y cuando los designados políticos del Departamento de Justicia aprueben cierta conducta, entonces se debe evitar que se procese como crimen. Ésa es la premisa que se aplica una y otra vez para alejar a los crímenes del gobierno del alcance de la ley.

Es el mismo argumento que utilizó el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Michael Hayden, en Meet the Press en cuanto a por qué los interrogadores de la Agencia deberían ser inmunes a las consecuencias de su conducta ilegal.