miércoles, 2 de abril de 2008

La presidenta de Argentina, desea imitar a EVITA


Cristina Fernández se da un baño de masas en Buenos Aires

La imitacion, la copia y la idealizacion, aun que se logre, el resultado siempre sera un "PARECIDO a..." (Abel Desestress)

Aguien tiene que decirle que Evita era una sola, y como muerta que esta, no hay censura posible, porque no hay defensa que rebatir.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, se ha rodeado de los suyos en un momento en que su gestión está en entredicho. Ante miles de ciudadanos ha pedido el fin de las protestas en la Plaza de Mayo, de Buenos Aires y ha relacionado a los huelguistas con quienes apoyaron la dictadura. Y ya tiene respuesta del campo. Los productores agropecuarios de Argentina han convocado un acto "multitudinario", para el miércoles, en defensa de los intereses de ese sector, que lleva 20 días de huelga comercial y bloqueos en carreteras. No obstante sus convocantes han hablado de una tregua de 30 días.

Columnas de sindicalistas, piqueteros y organizaciones sociales próximas al Partido Justicialista (PJ, peronista, en el poder) han colapsado el centro de la capital para alcanzar la Plaza de Mayo, donde Fernández ha llamado a los agricultores a desbloquear las carreteras del interior del país.

El fantasma de la dictadura

Ha recordado que las organizaciones agrarias son "las mismas que en febrero de 1976 lideraron un 'lock out' (huelga comercial) patronal", tras lo cual se produjo el golpe de Estado que instauró una cruenta dictadura militar de siete años.

Fernández ha pedido nuevamente al sector agropecuario que desbloquee las rutas para que "los argentinos puedan abastecerse de los productos que necesitan" y que "advierta el mal que está haciendo".

Tres meses en el cargo

Apenas cumplidos tres meses de gestión, la presidenta argentina afronta una crisis provocada por la protesta de los productores agrarios contra el incremento de los impuestos a la exportación de granos.

Según cálculos empresariales, la huelga, acompañada de bloqueos en las carreteras para impedir el paso de camiones con alimentos, ha causado pérdidas superiores a los 1.200 millones de euros.

Una tregua

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), que integra una de las cuatro patronales agrarias huelguistas, ha pedido que se acuerde "una tregua de 30 días" para discutir con el Gobierno sobre una política para el sector.

Hay que "cambiar la estrategia de la protesta", porque no se puede continuar perjudicando el abastecimiento de la mayoría de las ciudades del país, ha dicho un portavoz.