viernes, 2 de mayo de 2008

Del GARROTE Chavez, ASTILLITA Morales


Te la vendo para que la hagas rentable, y cuando lo logres te la nacionalizo. (Abel Desestress)

Evo Morales nacionalizó empresas petroleras: una era de Repsol-YPF

“Bolivia quiere socios y no dueños” de sus recursos naturales, argumentó el mandatario indígena



En un nuevo y audaz paso en el camino de la renacionalización de los hidrocarburos del país, el presidente de Bolivia, Evo Morales, transfirió ayer por decreto la mayoría de las acciones de tres petroleras, y compró el paquete accionario mayoritario de Andina, en la que la multinacional Repsol-YPF tenía supremacía.
Paralelamente, el Ejecutivo boliviano anunció la nacionalización de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL), hasta el momento gerenciada por la multinacional italiana Euro Telecom International. En este marco, el dirigente no discrimina en su política de nacionalización de empresas y de restitución del patrimonio nacional.
El mandatario anunció que la operación se inscribe en la lógica de que “Bolivia quiere socios y no dueños” de sus recursos naturales y elogió a Repsol-YPF por la concreción del acuerdo. El representante de la empresa, Thomas García, firmó el contrato correspondiente.
Por su parte, el ministro de Hidrocarburos del país del altiplano, Carlos Villegas, anunció que “el proceso de compra culminó con éxito”, y añadió que “con este contrato Bolivia vuelve a recuperar la mayoría accionaria en 18 campos petroleros donde Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) tendrá presencia en el directorio, la junta de accionistas y la administración”.
Por su parte, el enviado de la multinacional sostuvo que desde ayer “comienza una nueva etapa porque con la participación conjunta vamos a conseguir una administración moderna y ejemplo de sinergia entre una empresa estatal y una privada”.
La estatal boliviana YPFB requiere de unos 214 millones de dólares para controlar las cuatro empresas capitalizadas que operan en el país desde hace más de una década.
Las demás también
El gobierno de Morales, en la misma línea, tomará desde hoy el control de las empresas petroleras Chaco (British Petroleum), Transredes (Ashmore) y CLHB, de capitales alemanes y peruanos. La medida fue dispuesta por un decreto presidencial, anunciado por el propio mandatario en el marco de los festejos por el Día del Trabajador. De esta manera, las empresas vuelven a manos estatales luego de una década de ser capitalizadas.
El plan de nacionalización del gobierno está enmarcado en una política de Estado que comenzó tan pronto como Evo Morales logró la presidencia, en enero de 2006. Las iniciativas del país de nacionalizar las empresas fueron anunciadas por el Ejecutivo en mayo de 2006, apenas meses después de que el dirigente, de origen indígena, alcanzó el máximo cargo del país.