miércoles, 13 de febrero de 2008

¿Se hará realidad la amenaza de Chávez de suspender el suministro de petróleo a EEUU?


lA LOCURA ANIDA EN TODO SER, PERO SE DESPIERTA MAS FRECUENTEMENTE, JUNTO AL PODER. (Abel Desestress)
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ya tiene todo listo para cortar el suministro de petróleo a Estados Unidos si la principal potencia del mundo permite a Exxon Mobil la congelación de 12.000 millones de dólares en activos de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

El ministro de Energía del país latinoamericano, Rafael Ramírez, ha refirmado hoy las intenciones de su presidente de cerrar el grifo de crudo a los EEUU si persiste con sus ataques a Venezuela. En una entrevista publicada en el rotativo Últimas noticias, el funcionario venezolano asegura que "estamos listos" para suspender los envíos de petróleo al mercado estadounidense.
Ramírez, que también ocupa el puesto de presidente en PDVSA, ha asegurado que "vamos a usar todos los elementos a nuestro favor para preservar nuestros intereses" y EEUU será el mayor perjudicado si sigue favoreciendo acciones que perjudiquen a Venezuela, ya que su economía y su mercado petrolero se pondrían en una "situación muy complicada".

Según las declaraciones del funcionario venezolano, el país latinoamericano vende actualmente EEUU unos 1,5 millones de barriles diarios entre crudos y productos derivados. Pese a lo elevado de estas cifras Ramírez reitera en la entrevista que Venezuela está preparada para recurrir a otros mercados distintos al estadounidense.

El precio del petróleo reacciona con subidas a estas provocadoras declaraciones del ministro de Energía venezolano. El barril de West Texas Intermediate, de referencia en EEUU, se revaloriza 285 centavos, hasta 93,85 dólares, mientras que en el Viejo Continente el Brent sube 33 centavos, hasta 93,86 dólares.

Ramírez ha juzgado la maniobra judicial puesta en marcha por Exxon Mobile, la primera petrolera de EEUU, como una acción con "intencionalidad política" que busca "una guerra económica contra nuestro país". La compañía estadounidense tiene varios casos abiertos en diversos tribunales internacionales contra PDVSA además de una disputa legal para determinar la nacionalización de un proyecto multimillonario

"Si ellos (Exxon) quieren que este conflicto aumente, se va a aumentar. Nosotros sí tenemos recursos para hacer para que ese tema se agrave", ha señalado Ramírez. Además, el funcionario ha destacado que la petrolera estatal evaluará una demanda contra la corporación estadounidense por daños ocasionados al país.